¿Por qué existe EMMA? La misión de cualquier compañía es algo que al principio, cuando empiezas a jugar a esto de ser empresario, emprendedor o como demonios quieras llamarlo, como digo, es algo a lo que no das demasiada importancia. Para tí en ese momento, la idea lo es todo.

Sin embargo conforme avanzas y te haces viejo, te das cuenta que la compañía es algo más que un medio para ganar dinero. Está claro que no todo el mundo lo ve así. Pero ellos son infelices y viven vidas de neoliberales amargados pensándo solo en como ganar más y más dinero.

En mi caso, en nuestro caso, EMMA no es una compañía pensada solo para ganar dinero. Nunca lo ha sido, desde el primer día. Tal vez por eso, no crezcamos al ritmo que imponen los inversores y por eso no pongan un duro en la compañía. Pero nos da igual. Nuestro objetivo nunca fue ser una compañía de 200, facturando en 30 países sino ser una compañía donde la gente trabajara a gusto y pudiéramos aportar algo al mundo.

La verdad, dedicándote al marketing lo de aportar al mundo, se reduce bastante pues estamos focalizados en una profesión y poco más. Al menos de momento. Y en una profesión donde lo que más importa es ganar más dinero :S

Nuestra misión siempre ha sido que las Apps no sean una moda, algo pasajero, sino todo lo contrario. Siempre hemos pensado que las Apps son la mejor herramienta para un departamento de marketing porque abre una línea directa entre la empresa y el cliente.

A través de la App, el departamento de marketing puede saber un montón de cosas sobre el usuario, casi sin preguntarle. O incluso sin el “casi”. Por el mero hecho de instalar esa App en el móvil el equipo de marketing ya sabe a qué hora “visita” su empresa, qué ve mas, donde está ubicado cuando lo hace, qué tipo de móvil tiene…

Además, sin tener que preguntarle ningún dato ya puede empezar a comunicarse con él mediante notificaciones push, o mejorando el propio contenido de la App. Sin molestar al cliente preguntando mierdas como “¿Cómo te llamas?” o “¿A qué dedicas el tiempo libre?”. Nada de eso es necesario si has instalado la App.

A priori, podíamos quedarnos aquí, pero no estaríamos siendo coherentes con uno de nuestros principales valores: la honestidad. El objetivo de este canal es hacer que la compañía venda más. Tan simple, tan poderoso.

Cualquier departamento de marketing sabe que todo, absolutamente todo lo que hace está orientado a ese único fin: vender más. Por supuesto hay caminos más largos y más cortos para la venta y todos son importantes. No puedes dejarte ninguno atrás. Pero al final, cualquier acción tiene un objetivo único: vender.

Así que como digo, siendo honestos, el objetivo de EMMA es que las compañías vendan más en sus Apps. Podría decir que ya tenemos la misión. Pero, ¿qué pasa con aquellas compañías que no venden a través de las Apps directamente? ¿Y aquellas que refuerzan la venta pero finalmente tienes que ir a un sitio físico para comprar? ¿No son ventas tambien? Sí, pero no.

Además no basta solo con hacer que vendan más. Hay que hacerlo fácil. Y automático. Si de algo peca el marketing para Apps es que está muy vinculado con la tecnología; cada día salen modelos nuevos que tienen pantallas diferentes o incorporar un nuevo chip con el que podemos recoger más información del usuario o hacer que pague de otra forma diferente. Y claro, como ya tenemos poco con estar pensando nuevas promociones y midiendo sus resultados como para encima preocuparnos de las últimísimas novedades del mercado.

De hecho, éste y no otro fue el motivo por el que “tiramos” la primera línea de código de EMMA. Porque estábamos desbordados y no dábamos a basto con tanta tecnología y redes y pushes…

Así que pensando en todo esto evolucionamos la misión de EMMA pasando por cada punto…

  • Mejorar la comunicación empresa – cliente a través de las Apps.
  • Vender más en las AppsMejorar el negocio de la App.
  • Hacer más negocio en la App con menos esfuerzo.

Así hasta llegar a nuestra misión, nuestra esencia…

EMMA is on a mission to increase your mobile business easily and automatically

CANCIÓN QUE PATROCINA ESTE POST

Nirvana

Nevermind, On a plain

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *